Cómo preparar un buen café con cafetera de émbolo o francesa

Cómo preparar un buen café con cafetera de émbolo o francesa

La cafetera de émbolo, también conocida como francesa o de pistón, es realmente rápida y fácil de usar: Simplemente necesitas hervir agua, mezclar, y dejar reposar.

Ésta, que también es utilizada como tetera en la elaboración de tés e infusiones, es desconocida para algunas personas, pero para otras es un descubrimiento que no deja indiferente. ¿Por qué motivo? Son varias las ventajas de la cafetera de émbolo:

  • Permite ajustar la cantidad 
  • Es económica
  • No necesita electricidad
  • Se limpia fácilmente
  • No necesita mantenimiento
  • Es bonita y elegante
  • Permite preparar un buen café de manera sencilla y rápida

... Y lo más importante: Con ella obtendrás un café rico en aromas, ya que permite que todo el líquido absorba los componentes y aceites del café, por lo que potencia su sabor.

 

¿Qué debemos hacer para preparar un café perfecto en cafetera francesa?

  1. Verter 14 g de café molido en el cuerpo de la cafetera (sin el filtro).
  2. En un recipiente diferente, calentar 200 ml de agua, entre 90 y 95 grados. Si no tienes termómetro, lleva el agua a ebullición y deja reposar unos 30 segundos
  3. Verter el agua en la cafetera, procurando remover bien todo el café.
  4. Cerrar la cafetera con la tapa, sin presionar el filtro, y dejar infusionar entre 3 y 5 minutos.
  5. Presionar lentamente el filtro (émbolo) hasta el fondo de la cafetera.
  6. Servir el café recién hecho, desechando el depósito, y ¡disfrutar!

 

Algunos consejos para potenciar el sabor del café con la cafetera de émbolo:

  • Precalienta la jarra con agua caliente, y desecha esa agua.
  • Utiliza café de calidad, con el punto de molido adecuado. No todos los cafés van bien en este tipo de cafetera. Opta siempre por cafés de tueste 100% natural con un punto de molido medio-grueso.
  • Para que mantenga mejor sus aromas y propiedades, utiliza café recién molido, o de molido reciente con envase hermético.
  • Toma el café recién hecho. Si sobra, puedes utilizarlo para elaborar diferentes recetas, dulces o saladas, pero no te recomendamos tomar café recalentado.
  • Lava y seca tu cafetera francesa después de cada uso.
Tornar al blog

1 comentari

La probaré, me parece una idea genial, hay que apostar por nuevas propuestas, y confío en Orisens Coffee.

Montse

Deixa un comentari

Tingueu en compte que els comentaris s'han d'aprovar abans que es publiquin.